viernes, 12 de marzo de 2021

El facho p’ajla y su expectativas (el oculto mensaje de su discurso)

Por: Rene Barron Watteroth.



Uno de los aspectos que más sobresale en los últimos discursos del p’ajla facho Horacio Poppe Inch, es su narcisismo político, ya que se considera como la salvación, la opción única que no es corrupta y traerá progreso y orden para Sucre. No solo resalta que haya manifestado que es “un facho orgulloso”, sino que su propia victimización es muestra de la estrategia fascista para su posicionamiento en la sociedad, pues no son contadas las ocasiones en las que este personaje y sus seguidores hablen de que los discriminados son ellos, ya que no les dejan manifestar sus ideas; es decir se sienten supuestas víctimas cuando se les pone en cuestionamiento sus afanes totalitarios, donde los que no concuerdan con sus ideas y postulados son enemigos, mal nacidos, traidores  y demás calificativos. Traer recuerdos de la supuesta discriminación por parte del MAS a Sucre es también típica estrategia fascista, de forma análoga procedieron los nazis para justificar y empujar a su población a deshacerse, perseguir y masacrar a judíos, gitanos y comunistas.

A pesar que en su línea discursiva trata de camuflar su odio hacia los sectores rurales del municipio de Sucre, con argumentos como que los dirigentes del MAS, hacen y deshacen como les da la gana en sus comunidades; esta queda evidenciada cuando entre líneas y en repetidas ocasiones trata de resaltar el apoyo de la ciudad, frente a la votación rural, inclusive en una de ellas llega a afirmar que debería pensarse en consolidar un municipio que solo abarque la mancha urbana, es decir segregar a los distritos rurales porque ellos son los que manipulados, optan por una opción que no es la suya.

Resulta curioso que afirma que las actas del área rural son las más observadas, momentos después afirma que de 52 actas solo 19 corresponden al área rural, pero afirma varias veces que ganó en los distritos urbanos. Aparentemente hace una confesión inconsciente, en la que ve como aceptable el supuesto fraude en el área urbana, pero rechaza el supuesto fraude del área rural. Pues para el pitinazi (no debería ofenderse ni victimizarse con esta categoría, ya que se considera un “facho”) y sus mascotas, la observación de la actas rurales donde gana el MAS son más relevantes que las del área Urbana donde su partido fascistoide tiene la delantera.

Se hace evidente también que tras ese razonamiento descifrado en el párrafo precedente, se esconde la idea supremacista de que el campesino no debería sufragar porque es ignorante y manipulable, frente a la culta y letrada población urbana; razonamiento cargado de subjetivismo criollo y fascista, ya que los que hemos participado o formado parte de una comunidad campesina sabemos que con la limitada formación académica, hay mucho más interés analítico y de lectura del contexto en una comunidad campesina que una junta vecinal del distrito 1. No se debe a que unos son mejores que otros, sino al hecho de que en las ciudades el individuo está más aislado del resto y no cree tener la necesidad de reunirse con otras personas más que para diversión o socialización casual; en cambio en el área rural la única instancia para periódicamente socializar es la reunión del sindicato, donde por tradición y esencia se debate sobre necesidades, problemas, economía y política.

Esta demás mencionar que su discurso en torno a los valores, la integridad, la anticorrupción, la lucha contra la sucia izquierda diseminada entre los diferentes juntuchas opositoras al MAS y demás; cae en “saco roto”, puesto que es conocido para la población sucrense que cogobernó con el corrupto gobierno de facto de Añez, posesionó a sus allegados en el Ministerio de Hidrocarburos no siendo ajenos a los mismos las denuncias de nepotismo y tráfico de influencias. Todo sin contar el escandaloso caso de los laboratorios PCR, en los que el corrupto entorno de Añez hizo pisar el palito a Poppe y esté en contra de todos esos valores que mencionó, opto por convertirse en el silencioso trotaconventos de la corrupción reaccionaria.

Finalmente, para no dejarnos llevar por explicaciones que giren en torno a que el Poppe y sus fachos son hijtos de Papi mal perdedores y por ello reaccionaron como tales, cabe recordar que todo discurso debe analizarse no solamente por sus flagrantes contradicciones o confesiones, sino por su contenido subjetivo y subliminal, además de los hechos concretos que llevaron los involucrados para enunciar esa línea discursiva. No olvidemos que incluso los propios antifascistas nos empezábamos a preparar conscientemente para tener cinco años de orgia fascista, pues parecía inminente su victoria; de la misma manera y más aún el propio Poppe y su entorno que como pocas veces se ha debido ver rodeado de tanto militante genuino, amplió sus propias expectativas de ejercicio de poder, pronosticando el total control sobre el ejecutivo y el concejo municipal.

El discurso de estos señores, después de la sorpresa electoral, refleja la frustración de esas expectativas, por ello repite y resalta varias veces la diferencia del 2% en el área urbana (el 30% al que el facho llama mal nacidos, refería fundamentalmente a los habitantes urbanos), pues más allá de tratar de resaltar ese 2% como una diferencia sustancial, no era lo que esperaban porque a pesar de que “sabían de que en los distritos rurales el MAS se iba a imponer” (claro obviando que generalmente la victoria masista  en el área rural es arrolladora), ellos deberían haber ganado con amplio margen de diferencia. Por ello no se puede descartar la hipótesis de que si ellos hubiesen sido los que tuvieran la ventaja de aprox. 300 votos sobre el MAS y hubiese faltado esas 3 o 4 actas para computar, de igual forma hubiesen denunciado fraude y tratado de generar de forma irracional (irracional para unos, convencimiento, disciplina y doctrina fascista para los pitinazis) e instintiva, condiciones para “repetir” el acto electoral en el Municipio, ya que con esa diferencia y debido a que los “otros partidos son financiados y puestos por el MAS” no hubiera tenido gobernabilidad para consolidar su proyecto totalitario fascistoide.

miércoles, 10 de marzo de 2021

POPPE Y SUS CONTRADICCIONES

 Por: Mauricio Bustamante Rivero*











El Sr. Horacio Poppe, candidato a la Alcaldía de Sucre en las recientes elecciones subnacionales, realizó ayer una transmisión en vivo por la página de facebook del diario Correo del Sur, explicando las razones de su derrota electoral y señalando a quienes considera son culpables de su fracaso. Estas líneas pretenden evidenciar las principales contradicciones de su intervención, porque así como su intolerancia es un rasgo definitorio de su miseria ideológica, la tolerancia a sus actitudes prepotentes, racistas e incoherentes, puede malinterpretarse como un silencio que le de crédito a sus inconsistencias.
Poppe acusó al Tribunal Departamental Electoral de Chuquisaca, de ser cómplice de un supuesto fraude y de parcializarse con el MAS. Pero hay que recordarle que los miembros de este órgano, fueron elegidos por su gobierno cuando estaba Jeanine Añez, bajo el argumento de haber llevado a cabo un proceso meritocrático y transparente de selección de vocales. Levanta el dedo acusador sin presentar pruebas ni las actas que observa, a pesar de que todos los partidos tienen copias de cada acta de los recintos habilitados. Denuncias de esta naturaleza merecen toda la responsabilidad que entraña el hacer uso de la palabra y presentar las pruebas en las instancias correspondientes, incluso al Tribunal Supremo Electoral que también fue elegido en su gobierno a inicios del año 2020.
La campaña de su partido República 2025, estuvo basada en mostrar que su candidato a alcalde no era racista o discriminador como se sospecha en nuestro medio. Fue a barrios populares y se publicaron fotos de él “compartiendo” con la gente humilde. Sin embargo, ayer Poppe sacó a relucir su verdadero cariz, sugiriéndonos que habría que revisar en adelante, si Sucre debería o no tener distritos rurales, acusando a las y los votantes de estos distritos de malnacidos, brutos y opas por votar mayoritariamente por el MAS. ¿Qué sería Sucre sin sus distritos rurales? ¿Qué sería Chuquisaca sin su capital y sus municipios rurales? Hay que aclararle a este señor que todas y todos dependemos de una infinita cadena de trabajadores y trabajadoras que nos proporcionan la luz, las comunicaciones, el transporte, y en el caso de nuestras hermanas y hermanos del campo, la alimentación.
No le gusta el campo pero reclama que el MAS gane en ese territorio. Allí se hizo fraude dice Poppe, pero refiere que de las 58 actas que observó, solamente 19 son del área rural, el resto pertenecen a los distritos urbanos. ¿Si en la ciudad la gente también votó por el MAS, según su criterio, también son malnacidas y malnacidos? Ni duda cabe que sí y está mal porque él se consideraba la “mejor opción”.
Ahora bien, si se consideraba la mejor opción, ¿por qué los otros partidos de oposición no se sumaron a su candidatura? ¿No sabrá Poppe que hay un amplio rechazo a su perfil conservador, autoritario y antiderechos? Pero vamos más allá, si la gente de Sucre percibiría a Poppe como la mejor opción, fácil solución hubiese sido, que voten mayoritariamente por él y le otorguen una amplia ventaja, a pesar de que hubieran varias opciones partidarias como se observó en otras ciudades o departamentos del país.
Pero los hechos son testarudos y elocuentes al respecto, sea por el motivo que fuere, no obtuvo la votación que soñaba tener. Y, en lugar de respetar la democracia que dice defender, al estilo de Mr. Trump, acusa de fraude, no acepta los resultados, insulta la predilección e inteligencia de la población y denuncia fraude sin mayores argumentos que su hígado e improperios consiguientes.
Acusa Poppe a la militancia del MAS de victimizarse ante sus insultos y actitudes, pero se reivindica con mucha honra y orgullo como un facho a carta cabal; es decir, como un seguidor de una ideología fascista que exalta los supuestos valores superiores de una raza que rechaza, menosprecia y pretende aniquilar a las culturas diversas y disidentes de su ideología. Esa postura ultraconservadora, antidemocrática y retrógrada, atenta no sólo contra los pueblos indígenas, sino también contra los derechos de las mujeres y su exigencia de no morir por los feminicidios inherentes a un sistema capitalista y patriarcal, o contra los asesinatos y crímenes de odio que afectan a las personas LGBTI; pero además promueve un Estado que no debería legislar para todas y todos, sino a imagen y semejanza de una cultura occidental, liberal y en base a la religión que profesan.
Prosiguiendo con su ataque de ira, dispara contra los otros candidatos de oposición, colocando al descubierto los intentos de establecer pactos con ellos, aún sabiendo que tienen –según la información que él maneja– denuncias de favorecimiento en obras municipales, en contratos de publicidad y en el cuoteo de pegas. Ahora sabemos que el pez muere por su propia boca. Si no se unieron, no fue porque él no quería juntarse con personas de las cuales coloca en duda su honorabilidad, sino porque no quisieron cederle el paso como principal candidato de la oposición.
Casi al final del video, indica que su movimiento se alejará de la vida pública por unos años, pero en seguida realiza una apología de la acción política que realizarán a través de sus concejales y concejalas electas. Habla suelto de cuerpo de fiscalización, transparencia, lucha contra la corrupción, etc. Pero hagamos un ejercicio sencillo y nos preguntemos cómo concibe el Sr. Poppe estos preceptos, si nunca denunció la corrupción escandalosa del gobierno de Añez y Murillo: el caso de los respiradores, el desfalco de ENTEL, el desfalco de YPFB, la asfixia económica a BOA, los salarios y viáticos irregulares, las autojubilaciones, etc. No olvidemos que fue aliado de ese gobierno y es corresponsable de la pésima gestión que tuvieron de la pandemia y del descalabro económico del Estado. Seguramente la población analizó estas incoherencias y le brindó un castigo al no votarlo como él deseaba.
Finalmente, agradece a su militancia por el trabajo realizado en la campaña de su partido, pero cierra ese espectro ficticio que fabricaron para mostrarlo como una persona humilde, generosa y tolerante, con un vergonzoso video que lo muestra de cuerpo entero, como el lobo que se vistió de oveja y se puso en evidencia en su último acto.

*Militante de Columna Sur Chuquisaca